#galleteando #desdelorural: Pasion e intención sostenible

Máscaras 15 Decembro 2012

¡Galletas de Máscaras!

Dulce pasión la que nos llegó ayer desde la Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Las tres mujeres que forman el equipo de #galleteando se han puesto manos a la obra para rescatar y fabricar ilusiones porque saben cómo hacer grande lo pequeño. Y así presentan #galleteando #desdelorural:

Nació de una forma simple: con el deseo de algunas mujeres de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, en aprender a realizar unas galletas diferentes.

A partir de este deseo, empezamos a darle vueltas a la posibilidad de generar autoempleo en un colectivo sabio e invisible, mujeres rurales.

No ha sido fácil, pero ya tenemos obrador, pasión y mucha harina :)

Paz Domínguez, la fontanera digital, es experta en educación, comunicación online y dinamización de comunidades. Isabel Serrano es psicopedagoga dedicada al mundo de la educación, la dinamización y las tecnologías de comunicación. Susana Romero es ingeniera técnica agrícola con formación y experiencia en métodos de enseñanza para todo tipo de colectivos.

Nos enamoramos de la energía y la ilusión de Paz con su proyecto de Valdelarco, al que llegamos a través de un artesano tejedor de afinidades que nos unió en un Meme. Desde entonces, su energía y su ilusión se convirtió en una apoyo imprescindible en el laborioso recorrido del Proyecto Máscaras porque, en medio de tanto discurso teórico y debates pseudo académicos, es refrescante recordar que el futuro se construye y se disfruta aprendiendo y trabajando, que las pasiones se amasan, y que los tropiezos en el camino son, simplemente, un nuevo punto de partida.

Es cierto que hacen falta vocaciones tecnológicas para construir futuro pero también mucha pasión e intención para rescatar la riqueza y el valor que se nos fue quedando entre fuegos artificiales y burbujas. Porque aunque el mundo tiende a transformarse en bits, lo digital exige mucha fontanería, y mucha pasión, para detectar y poner en valor lo posible.

Ayer recibimos las galletas y allí nos fuimos el núcleo duro de Máscaras.

Pero ésta solo es la primera parte porque tenemos que reunir a todo el equipo para hacer los honores y disfrutarlo. Y así nos da tiempo a dar forma a un par de ideas locas que andan todavía desconectadas porque… ¿y si sumamos el paladar a la experiencia del visionado de Máscaras? Rico, rico 🙂