Incombustible Fe

Isabel Iglesias 12 Abril 2011

Hace falta mucha dulzura para trabajar en este proyecto. Porque por más que se empeñe nuestro director, no es sencillo.

Nos acostumbramos a convivir con las máscaras, las propias y las ajenas, a sonreír cuando toca, a callar, a convencernos y auto convencernos. Nos creemos fuertes a costa de la debilidad ajena, damos para que nos den. Pocas personas llegan y llenan, con su dulzura, los espacios intermedios, los que de verdad importan. Esa es Fe.

Fue la última en incorporarse y, sin embargo,  la que hizo posible que nuestros protagonistas cogieran las riendas de “su historia”. Fe llegaba desde Lugo cada jueves,  con la sonrisa en los ojos, y nos reforzaba poniendo ilusión donde, a veces, casi todo eran dudas.

ManoloMireyaEvaMiguelAmparo no se lo pusieron fácil… Con su aparente docilidad la enredaban en sus historias, tejían entre ellos guiños de complicidad manejando sutilmente las barreras con las que se auto protegen de “nuestra normalidad”.  Pero Fe supo seguir su juego hasta que decidieron que querían ser equipo y las normas se fueron estableciendo por si mismas. Dejándose tejer, fueron construyendo juntos las páginas más importantes de su peli de no ficción.

De la mano de Fe nos fueron liberando de prejuicios y miedos. Debatieron la historia para su corto, querían canciones, amor, chicas guapas… ¡No se andaban por las ramas! Provocadores por sistema, vitales por necesidad, fue sin duda la fuerza de esa sonrisa compartida, la que fue haciendo realidad el proyecto Máscaras.


Post relacionados: