Al pie de la letra

Lo cotidiano tiene muchas palabras comodín que hemos ido adaptando a la (falta de) exigencia derivada de la necesidad de movernos en terreno conocido. Curiosa contradicción que nos lleva a enterrar lo que está por venir entre patrones y estereotipos.

Y en nuestro abanico de recursos uno de los más socorridos es la palabra “normal”. En el desarrollo de este proyecto, “la normalidad” es un concepto que nos hemos visto obligados a revisar constantemente hasta el punto de socavar, en más de una ocasión, ideas que creíamos bien asentadas.

Porque la “normalidad” tiene sus causas y, evidentemente, también sus consecuencias.

Frase a frase y sin darnos cuenta vamos construyendo un escenario en el que la normalidad de ser uno mismo (que es la única normalidad posible) se hace difícil, complicada y tramposa. Sin darnos cuenta vamos escribiendo para los demás, y sin sospecharlo siquiera para nosotros mismos, un guión tan amable como duro, tan sincero como ignorante, tan libertario como suicida. (Manuel Calvillo)

La simplificación de modelos sociales nos lleva al maniqueísmo y a la distorsión de la realidad que oscurece el futuro. Lo único que nos queda es apelar a una verdad reconstruida, no por lo que vemos delante, sino por lo que hay detrás de lo que (no) vemos.

Precisamente porque “frase a frase y sin darnos cuenta” se van asentando los conceptos, no estaría de más preguntarse por lo que hay detrás de las palabras escogidas. Porque lo natural depende del contexto y las reglas que van quedando obsoletas no se revisan sino que, por lo que estamos viendo, se cambian a golpe de decreto cuando conviene… ¿a quién?

Tras las metáforas de la vida moderna se esconden vacíos contradictorios

Si… capacidad es: Aptitud, talento, cualidad que dispone a alguien para el buen ejercicio de algo.

Y… por discapacidad se define “que tiene impedida o entorpecida alguna de las actividades cotidianas consideradas normales, por alteración de sus funciones intelectuales o físicas”

Entonces… además de una definición incompleta, no estamos usando la misma unidad como referencia de medida.

Resulta que una persona con un gran talento para el dibujo, por ejemplo, si coincide que es sorda, entra en la categoría de discapacitada. Y esta etiqueta, antes que su talento para el arte, será la que le acompañará toda su vida. ¿Pero es que alguien tiene todas las capacidades? Si hacemos un repaso, todos tenemos (dis)capacitad para muchas actividades de la vida cotidiana.

El discurso de lo políticamente correcto suele ser paternalista y sus aportaciones, la mayor parte de las veces, residuales, cuando no abiertamente dañinas para el conjunto de la sociedad. Ya que parece ser buen momento para una limpieza general, y puesto que lo inteligente es construir, conviene empezar por airear los falsos y traicioneros supuestos para dejarnos de interpretaciones al pie de la letra. Porque estar al pie de algo o alguien es doblegarse, mejor mirar al horizonte en toda su dimensión

La boca es pequeña para según qué palabra. En cambio, el silencio es inmenso como un viejo caserón familiar: todo cabe y todo se pierde

Post relacionados:

 michael kors el corte ingles

About Isabel Iglesias

Socia-directora en I.G. Documenntación y productora de Máscaras. Consultora especializada en el análisis estratégico, diseño y dinamización de proyectos. Investigadora de nuevas realidades, alérgica a los tópicos, bloguera...

, , ,

19 Responses to Al pie de la letra

  1. Manuel Calvillo 2 octubre, 2012 at 9:40 am #

    Hola Isabel. Totalmente de acuerdo contigo. En muchos casos las vueltas que se le da al lenguaje para referirse a los cojos, los ciegos, los sordos, los tullidos,… lejos de ayudar han contribuido a hacer algunas realidades menos cotidianas y más extrañas. No sólo no nos ayudan a aprender y comprender todo esto de la diversidad funciona, sino que además hechos como la discapacidad son de los pocos que se definen por lo que no son. Prácticamente nada (o casi) se define por lo que no es, las personas con discapacidad sí. Desde hace tiempo vengo dándole vueltas a estas ideas y por ahí va mi siguiente entrada de blog.

    Y muchas gracias por tu cita Isabel. Haberla incluido en el contexto de este post tan bien escrito, hace que luzca más.

    Un saludo

    • Isabel Iglesias 2 octubre, 2012 at 11:39 am #

      Tus palabras son magníficas Manuel, pero todavía más tus enfoques. El recorrido de este proyecto nos está haciendo abrir los ojos a una realidad (la que tenemos que vivir y construir entre todos) que, aún teniendo cercana, vamos comprobando que tan sólo intuíamos su alcance. Lo dice el nombre de tu blog, La tiranía de la normalidad. Efectivamente las ideas y las palabras son “poderosas”.

      Gracias por comentar. Gracias por la difusión 🙂

      Un saludo!

Trackbacks/Pingbacks

  1. Lugares ficticios: Igualdad vs. diversidad : enIgualdade - 11 junio, 2010

    […] conceptos, que es lo mío, y a examinar desde dentro, porque las (i)responsabilidades, suelen tener orígenes diversos y compartidos y las soluciones, como siempre, han de ser simples y potentes. Por eso espero con interés la […]

  2. Al pie de la letra | Información Galicia - 2 octubre, 2012

    […] Publicación original: Proxecto Máscaras […]

  3. La mirada del monstruo que todos llevamos dentro | enimaXes.com - 31 octubre, 2012

    […] algún tipo de diversidad pasaron a ser de nuevo víctimas del escarnio y la persecución social: perdieron su capacidad de autogestión, y con ello de vivir en algo siquiera similar a un estado de libertad. Para colmo la fama de la […]

  4. La mirada del monstruo que todos llevamos dentro | IG - 31 octubre, 2012

    […] algún tipo de diversidad pasaron a ser de nuevo víctimas del escarnio y la persecución social: perdieron su capacidad de autogestión, y con ello de vivir en algo siquiera similar a un estado de libertad. Para colmo la fama de la […]

  5. Escuchando a Javier Tamarit | Proxecto Máscaras - 26 noviembre, 2012

    […] Lo normal y su tirania: etiquetas al entrar en el sistema […]

  6. Vida Plena vs. vida plana | Información Galicia - 27 noviembre, 2012

    […] Lo normal y su tirania: etiquetas al entrar en el sistema […]

  7. Servicios de inercia | Proxecto Máscaras - 15 diciembre, 2012

    […] alguna evidencia nos muestra la crisis del sistema es que la rigidez conceptual, y la obsesión por las clasificaciones estáticas, nos ha llevado a una ficticia sectorización de […]

  8. Servicios de inercia | IG - 23 diciembre, 2012

    […] alguna evidencia nos muestra la crisis del sistema es que la rigidez conceptual, y la obsesión por las clasificaciones estáticas, nos ha llevado a una ficticia sectorización de […]

  9. Lugares ficticios: Igualdad vs. diversidad | enPalabras - 26 abril, 2013

    […] conceptos, que es lo mío, y a examinar desde dentro, porque las (i)responsabilidades, suelen tener orígenes diversos y compartidos y las soluciones, como siempre, han de ser simples y potentes. Por eso espero con interés la […]

  10. Lugares ficticios: Igualdad vs. diversidad | IG - 26 abril, 2013

    […] conceptos, que es lo mío, y a examinar desde dentro, porque las (i)responsabilidades, suelen tener orígenes diversos y compartidos y las soluciones, como siempre, han de ser simples y potentes. Por eso espero con interés la […]

  11. Una propuesta normal | Proxecto Máscaras - 27 mayo, 2013

    […] el caso de la dependencia, con una pirámide de población invertida, es el problema de las normalidades y sus contextos. Y de las […]

  12. Una propuesta normal | IG - 27 mayo, 2013

    […] el caso de la dependencia, con una pirámide de población invertida, es el problema de las normalidades y sus contextos. Y de las […]

  13. Demasiados puntos suspensivos… y suspendidos – enIgualdade - 28 junio, 2013

    […] Por cierto, tampoco han preguntado al grupo afectado, que algo tendrían que decir… Las verdaderas barreras no son las físicas. […]

  14. Demasiados puntos suspensivos… y suspendidos | IG - 28 junio, 2013

    […] Por cierto, tampoco han preguntado al grupo afectado, que algo tendrían que decir… Las verdaderas barreras no son las físicas. […]

  15. Gobernanza y Arcas públicas | Proxecto Máscaras - 28 julio, 2013

    […] Se suele asociar el “no era previsible” con catástrofes y efectos indeseables pero, para bien y para mal, habitual y normal son cosas bien diferentes. […]

  16. Gobernanza y Arcas públicas | IG - 28 julio, 2013

    […] Se suele asociar el “no era previsible” con catástrofes y efectos indeseables pero, para bien y para mal, habitual y normal son cosas bien diferentes. […]

  17. Proyecto Máscaras: ¿Exceso de complejidad? | Proxecto Máscaras | Cine - 29 noviembre, 2013

    […] y de “capacidad para”, pero esta “causa” ya tiene muchos dueños y bajo una etiqueta uniformante: discapacidad. Y nosotros pensamos que lo colectivo cosifica, que no era el camino. Y encima habíamos financiado […]

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Website Security Test